Plaza Irlanda, una mañana cualquiera de setiembre






ellos aman la lluvia
el agua
sumergirse
uno en el otro

*

*

6 comentarios:

MaleNa - La Porteña dijo...

Ellos se miraron un mañana lluviosa de septiembre, mientras los duendes saltaban los charcos.

Te abrazo, Buenos Aires se llueve.

il dijo...

:) :) :)

Elle dijo...

Que lindo!
La lluvia purifica.

Clarice Baricco dijo...

Ellos han sabido elegir el amor: la lluvia.

Linda imagen.

Gracias por formar parte de tu casa.

Abrazos.

Boris dijo...

Будет молодой повелительницей милых глаз?

Gabriel dijo...

Ellos, duendes también.