nuit II




El viaje fabuloso
inmóvil en el vértigo

tu pelo tus orejas

el viaje lacinante
las hélices del salto
el fragor del que cae

tu nuca en la garganta

el ancla remontando con sus algas su limo
la bocina en la niebla

tu espalda tu cintura


Julio Cortazar

4 comentarios:

Ana (...) dijo...

Qué bueno encontrarme a Cortázar entre tus cosas... y por cierto acabo de ver qué significa "dimanche" que viene a ser domingo, qué cosas. :-)

MaleNa - La Porteña dijo...

Julio todo un tratado de inmensidad, en sus textos encuentro siempre una respuesta.

Nadie como él para "hablarnos" de los encuentros en una esquina cualquiera, los trenes que no se detienen, la maga, el café, esa pelusa en los ojos que nos hace llorar...

Un abrazo camarada.

MaleNa - La Porteña dijo...

Gabú no puedo comentar en la entrada anterior. :(

Las imágenes de pétalos roseladeados, son una maravilla.
Me los llevo, a qué sí.


Pd. Hoy toca tilde, lleno las palabras de acentos :(

Elle dijo...

Ay Cortázar!
Me ilumina la sangre.

En Kioto hay un bello sol.
Buen domingo.